Mié. Nov 30th, 2022
Compartenos

Las empresas de alimentación advierten que la inflación seguirá más.

Uno de los principales motivos de preocupación de la  mayoría de los fabricantes y distribuidores de alimentos es que la espiral inflacionista no  ha tocado techo, pues la presión de los costos de materias primas sigue en aumento. Siete de cada 10 empresarios del sector cree que esto tendrá un impacto en sus resultados, según revela una encuesta realizada por AECOC, la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, que celebra estos días su congreso anual en Santiago de Compostela.

El 44% de los empresarios encuestados está inquieto por los cambios en el sector de gran consumo (como alimentación, bebidas y droguería) que puede provocar esta caída de renta de los hogares, por el encarecimiento de la vida. La mayoría de empresas del sector subió los precios a principios de año, aunque la presión en los costos es tal que no se descarta que pueda haber más. «Si no la hay ya es porque no la estamos trasladando al mercado. Pero los incrementos de costos de tarifas no han parado. Los proveedores siguen llamando a la puerta trasladando su necesidad de subir más los precios», señalaba ayer en el congreso la consejera delegada de Eroski, Rosa Carabel.

Esfuerzos del sector.

«Toda la distribución estamos haciendo un esfuerzo muy relevante por no subir los precios. Los márgenes se van reduciendo. Los proveedores suben los precios porque los costos se incrementan pero a nosotros también se nos encarecen la electricidad, salarios… La presión es brutal para todos», lamenta. En Eroski, por ejemplo, la inflación media que se sitúa en los productos es de un 10%, pero la inflación de la cesta «es inferior, pues se ha incrementado en torno a 3,5% el ticket medio. Esto tiene que ver con el esfuerzo promocional que hemos hecho», dice.

Los precios «no han tocado techo» opina Javier Uruñuela, Director General de Hero España. «Todas las cotizaciones que recibimos de materias primas siguen presentando una inflación notable. Es el caso de materiales como el envase de vidrio o materias primas como las frutas». «Las materias primas siguen subiendo. Sabemos que tendremos que ajustar nuestros precios a la realidad en cuanto sea posible», coincidía Mané Calvo, de Grupo Calvo.

Según AECOC, el 34% de los empresarios prevé empeorar sus resultados en 2021 por el contexto actual. «Subiremos la facturación pero por el aumento de precios, aunque el beneficio caerá por el incremento de costos y ajuste de márgenes», dice Uruñuela.

Por Mel

Deja una respuesta