Mié. Nov 30th, 2022
Compartenos

El 45% de los funcionarios consumen calmantes, antidepresivos o somníferos.

Casi la mitad de los funcionarios consume de forma abusiva  calmantes, antidepresivos o somníferos. Se trata, en concreto, de un 45% de los trabajadores públicos, según un estudio elaborado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). «La carga de trabajo, el escaso reconocimiento profesional y salarial y el mal clima laboral, son las  principales causas del consumo de psicofármacos», expresa  el sindicato.

«El consumo diario de estos fármacos es casi generalizado, según la encuesta de CSIF, teniendo más  incidencia en el ámbito de la sanidad y educación. El perfil mayoritario es el de una mujer de entre 45 y 54 años, trabajadora de la sanidad pública o de un centro educativo que consume calmantes a diario, por soportar un exceso de carga de trabajo o por pensar que carece del debido reconocimiento profesional», explica el documento publicado este lunes.

El informe es el resultado de 2.000 entrevistas a trabajadores de la Administración General del Estado (AGE) y de las comunidades autónomas, ayuntamientos, Educación, Sanidad, Justicia y empresas públicas, que revelan además cuáles son los psicofármacos más consumidos son: calmantes (66%), antidepresivos (43%) y somníferos (32%).

«El 76% manifiesta que el trabajo le influye a la hora de consumir esta sustancias: un 54% lo relaciona por un exceso de carga de trabajo, un 44% por el escaso reconocimiento profesional y un 37% por el mal clima laboral», señala el documento. Y desde el sindicato subrayan «otro dato significativo»: el 55% de los encuestados reconocen que no consumían esta medicación antes de la pandemia, mientras que el 93% se quejan de la ausencia en sus centros de trabajo de iniciativas sobre protección de la salud mental.

Por todo ello, el sindicato, que publica el estudio con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, exige «la incorporación de psicólogos del trabajo en empresas y administraciones públicas.

 

 

Por Mel

Deja una respuesta