Jue. Dic 1st, 2022
Compartenos

El Gobierno apoyará económicamente el desembarco de las empresas españolas en África.

El presidente del Gobierno español  protagoniza una gira por África esta semana y estará visitando Kenia y Sudáfrica, con el propósito de sembrar un puente de plata para el aterrizaje de empresas españolas en unos países con grandes oportunidades en infraestructuras, el agua -tan importante allí- o energías renovables.

Sánchez es el primer presidente español que hace una visita oficial a estos países y es el primer líder que recibirá su colega keniano, William Ruto, elegido el pasado agosto. Sobre la mesa, además de afianzar las relaciones entre España y estos países, estarán temas como abrir oportunidades de negocio para las empresas españolas, la inmigración, el terrorismo, las mafias, la crisis alimentaria… Esta pequeña  gira, no obstante, tiene un importante cariz económico.

Consideran en el Gobierno de la presidencia de Kenia, aún tiene por definir sus líneas estratégicas y la importancia de Sudáfrica, hacen preciso de un esfuerzo para situar a las empresas españolas y dejar la puerta abierta. Para ello, en La Moncloa consideran que es necesario destinar recursos públicos a este cometido, pues, entienden, los réditos lo merecen. Pedro Sánchez, durante la gira, anunciará un «importante» paquete de financiación que ponga a disposición de las empresas recursos financieros públicos para facilitar que logran una posición de ventaja respecto a sus competidoras de otros países europeos.

Agua, infraestructura o energía.

En el Gobierno no descubre las claves de este paquete de financiación para que sea Sánchez quien las anuncie y rentabilice la apuesta durante esta mini gira por África. Pero lo que sí está claro, según  fuentes del Ejecutivo, es que los instrumentos financieros públicos son «claves», y citan como ejemplo la financiación no reembolsable para llevar a cabo estudios, para asistencia técnica. Agua, infraestructuras o energía son sectores puntales para canalizar la inversión, pero también otros como la salud, la minería o la vivienda.

Las fuentes consultadas recuerdan, por ejemplo, que las empresas españolas tuvieron una presencia importante en Sudáfrica en la primera década de los años 2000, con una penetración muy importante, pero han perdido todo el terreno conquistado y que, en las últimas licitaciones importantes en este país, ni siquiera hay compañías españolas presentes.

En un continente como el africano en el que aún están más retrasados que Europa en la salida de la pandemia, y en un contexto de crisis socioeconómica y energética, desde el Gobierno defienden que es un momento geopolítico «importante» que Europa, y España en este caso, acompañen a estos países y les hagan ver que Europa está de su lado porque, admiten fuentes del Ejecutivo, si no la narrativa la ganarán China o Rusia, como de hecho está sucediendo ya en algunos lugares.

Por Mel

Deja una respuesta