Mié. Nov 30th, 2022
Compartenos

El INE anticipa que el crecimiento de la economía se situará «en torno a cero» en el tercer trimestre

El crecimiento de la economía española se situará «en torno a cero» en el tercer trimestre del año. «Un poquito arriba o abajo», ha anticipado este viernes el director general de Productos Estadísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Alfredo Cristóbal, concerniente a  unos datos que se conocerán el próximo viernes 28 de octubre.

Se refiere a que el dato de la Contabilidad Nacional Trimestral que su institución divulgará la próxima semana reflejará el estancamiento de la economía y un crecimiento nulo, con lo que no hay diferencia en la práctica entre si ha crecido o decrecido algunas décimas. Sin embargo, desde el punto de vista contable, que el tercer trimestre el crecimiento sea negativo podría abocar al país a sufrir una recesión técnica, es decir, dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, en caso de que el cuarto trimestre la economía baje.

No obstante, sí ha confirmado, tal como apuntan las previsiones del gobierno  y del resto de organismos internacionales, es que la economía española crecerá un 4,5 % este año y que «el crecimiento del año que viene va a estar en unos términos mucho más reducidos«, esto es, en el entorno del 1 % y el 2 %. «Lo que pueda pasar ya vendrá y corregiremos esa visión en función de los acontecimientos», ha recalcado.

Fuentes del INE han señalado  a EL MUNDO que el dato de crecimiento del tercer trimestre todavía no está cerrado y que, en cualquier caso, no es responsabilidad del director general de Productos Estadísticos el cálculo de esta magnitud.

La inflación bajará, aunque con «dientes de sierra».

En lo que respecta a la inflación, Cristóbal ha confirmado que seguirá reduciendo: «No será todos los meses, porque tendrá sus dientes de sierra, pero veremos una reducción hasta niveles no prepandemia, pero sí mucho más reducidos que ahora», ha puntualizado.

La desaceleración en la tasa interanual de inflación se producirá, en su opinión, «a medida que retrocedan los shocks que han producido su subida; a medida que se vaya reduciendo el gasto público, que ya será menor en 2023 que en 2022, según reflejan los Presupuestos; y según el Banco Central Europeo vaya subiendo los tipos de interés».

«La parte menos positiva es que los shocks han provocado efectos de segunda ronda y, aunque los precios de la energía vayan reduciéndose, la inflación subyacente va a tardar mucho más en bajar y va a requerir un esfuerzo adicional», ha advertido.

 

Por Mel

Deja una respuesta