Jue. Dic 1st, 2022
Compartenos

El nuevo tratamiento de belleza que devolverá la luz a tu piel y te hará flotar de bienestar.

Llegados a este época del año, la única huella del verano que nos queda en el rostro no es, el espejismo de una jugosa lozanía. Más bien, todo lo contario porque el esplendor estival suele dar paso a un bajonazo otoñal que nuestra piel manifiesta en forma de sequedad, deshidratación y esa opacidad que, dicho claramente, hace que se nos ponga una cara de acelga terrible.

La buena noticia es que, contamos con un nuevo (y poderoso aliado) en la lucha contra esa ‘epidemia’ de la cara de acelga porque OLAND, la joven marca de cosmética orgánica antiedad ‘made in Spain‘, acaba de lanzar su primer tratamiento facial en cabina. De la mano de María Muñoz y su Clínica La Française (Madrid), OLAND ofrece una exclusiva experiencia sensorial de belleza y bienestar integral, responsable con el medioambiente y con la piel, a través de un cuidadísimo protocolo con potentes propiedades antioxidantes, calmantes y nutritivas.

Indicado para pieles que necesitan un rescate, este tratamiento combate la sequedad, la descamación y la deshidratación, aportando una nueva luminosidad y promoviendo la regeneración celular, gracias a sus fórmulas veganas, libres de parabenos y siliconas, y con más de un 95% de ingredientes orgánicos.

Protocolo.

Estos son los pasos que nos proponen OLAND y Clínica La Française:

1. Limpiar: un suave masaje con  leche limpiadora nutritiva en el rostro, el cuello y el escote para descargar tensiones y liberar la piel de impurezas, restos de maquillaje, exceso de grasa y contaminación y, de esta manera, lo preparas para recibir el tratamiento. Su fórmula cremosa, con activos orgánicos anti edad regenera y protege la piel sensible y delicada de la deshidratación, reactivando su barrera natural, al mismo tiempo aportando una experiencia de frescor indescriptible.

2. Recargar: llega el momento de tonificar y aportar un chute de energía a la piel con la bruma facial energizante. Formulada con Extracto Orgánico de Brotes de Haya y de Hisopo, optimiza el metabolismo de las células, al mismo tiempo que perfecciona el ritual de limpieza dejando la piel hidratada, revitalizada y resplandeciente.

3. Renovar: a continuación, se aplica el serum anti edad iluminador, una auténtica bomba anti edad de renovación celular que minimiza las arrugas y activa la producción de colágeno, proporcionando firmeza y elasticidad a la piel. A través de un profundo  masaje, se consigue hacer penetrar el producto, dejando la piel aterciopelada y radiante al instante gracias a sus partículas de oro.

4. Reafirmar: el masaje descongestivo y reafirmante que se da con la mascarilla intensiva anti edad, y que combina digito puntura, drenaje linfático y otras maniobras activas, obra el milagro de estimular la producción de colágeno. Su fórmula vegana y waterless incluye una exclusiva selección de aceites y mantecas orgánicas de máxima calidad de nuez de macadamia, babassu, rosa mosqueta, cacao o cupuacu.

5. Descongestionar: tras retirar la mascarilla con agua tibia, se aplica en el contorno de los ojos en crema o textura geloide, dependiendo de las necesidades de cada persona, para restablecer los niveles de hidratación, reafirmar, drenar y descongestionar la mirada. Para potenciar su efecto, se trabajan con suaves masajes alisantes las bolsas, las ojeras y las líneas de expresión.

6. Proteger: por último, el tratamiento concluye con la aplicación de la crema de día antiarrugas, una fórmula vegana cargada de antioxidantes, aceites orgánicos y máximas concentraciones de ácido hialurónico liposomado que protege, previene, reestructura y calma hasta las pieles más sensibles, promoviendo su luminosidad.

El resultado de todos esos mimos, además de una cara relajada y resplandeciente, es un estado de bienestar que te hará flotar.

Por Mel

Deja una respuesta