Tweentink

Mis trinos

Noticiassaludsociedad

Gran avance en el desarrollo de nuevos medicamentos para la enfermedad de Alzheimer

Compartenos

Los expertos advierten los efectos secundarios que pueden causar.

El fármaco para el Alzheimer (Ikenemab), desarrollado conjuntamente por Eisai Co. y Biogen fue eficaz para reducir la tasa de deterioro cognitivo en pacientes, según un informe completo de su ensayo clínico de fase 3; los expertos recibieron con agrado los datos completos, pero advirtieron que las mejoras fueron relativamente pequeñas y que el tratamiento podría tener efectos secundarios graves como  hemorragia cerebral . Las dos compañías  dijeron que Iecanemab puede ralentizar la acumulación de proteína amiloide en un 27 % en 18 meses.

La acumulación de proteína amiloide puede causar bultos en el cerebro. Al igual que la proteína tau, son los dos principales “culpables” de la enfermedad de Alzheimer actualmente reconocidos por la profesión médica. La comunidad médica cree que si se pueden eliminar estas dos proteínas principales de la enfermedad, la demencia se puede retrasar o incluso prevenir.

La proteína tau es una proteína asociada a los microtúbulos que se acumula gradualmente en el lóbulo temporal medio del cerebro humano a medida que las personas envejecen. Los estudios han encontrado que cuanto más amiloide se acumula en los cerebros de los pacientes de Alzheimer, más fácil es promover una rápida proliferación, formar un “grupo de fármacos” en las células cerebrales y, finalmente, destruirlas.

En un informe detallado sobre los ensayos antes mencionados en la Conferencia de Ensayos Clínicos de la Enfermedad de Alzheimer en San Francisco el día 29, está previsto que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) decida si aprueba Ikenemab a principios de enero. Si se aprueba, el desarrollador solicitará además una “autorización de comercialización completa” para facilitar que la industria de seguros determine si está incluido en el alcance de los beneficios del seguro médico.

El programa de ensayo clínico del fármaco es para eliminar o prevenir la acumulación de coágulos de sangre en el cerebro. Hasta ahora, dos sujetos del ensayo han muerto. Los analistas de la industria creen que estos dos casos no deberían afectar la decisión de la FDA. Reisa Sperling, investigadora de Alzheimer y neurocientífica de la Escuela de Medicina de Harvard, dijo que el progreso logrado con Ikenemab animó a los investigadores a avanzar hacia “atacar simultáneamente las proteínas amiloide y tau”.

Deja una respuesta