Mié. Nov 30th, 2022
Compartenos

Save The Children lanza una de las mayores campañas de recaudación de fondos de su historia ante extraordinario aumento del hambre. 

En este año 2022, 222 millones de personas se enfrentan al hambre aguda, la cifra más alta desde que se iniciaron los registros. La mayoría de ellos son niños y niñas. Hace apenas dos años, unos 45 millones de ellos sufrían desnutrición aguda severa, pero los datos no paran de aumentar: para finales de este año, podríamos alcanzar los 59 millones. Son las peores cifras posibles cuando se acerca la celebración del Día Mundial de la Infancia, el 20 de noviembre.

Según señala Save The Children, ante la celebración, este domingo 20 de noviembre, del Día Internacional de la Infancia, el hambre aguda en el mundo ya afecta a 222 millones de personas, la cifra más alta desde que hay registros. Además, 828 millones de personas se acuestan con hambre cada noche y cada cuatro segundos muere una persona de hambre en el mundo. La mayoría de las personas que sufren hambre aguda en el mundo son niños y niñas y prevén que, para finales de este año 2022, se alcancen los 59 millones de menores que sufren desnutrición aguda severa en el mundo, frente a los 45 millones de hace dos años.

La situación es dramática en países como Somalia. «Es inaceptable que teniendo los conocimientos y pudiendo ofrecer un tratamiento, estén muriendo tantos niños y niñas», ha advertido la responsable de Programas de UNICEF España, Blanca Carazo, en una entrevista con Europa Press. «Todo esto ha hecho que para millones de niños y familias conseguir alimentos sea cada vez mas difícil, hay menos alimento disponible y precios disparados y sus medios de vida en muchos casos los han perdido», ha remarcado.

“Puede que estemos agotados de malas noticias y a veces no queramos enfrentarnos a la realidad, pero no podemos dar la espalda a esta terrible situación mundial. Desgraciadamente el hambre continúa siendo uno de los grandes problemas de la humanidad en estos momentos y por eso tenemos que ayudar a paliarlo”, afirma Marta Segú, directora de la Fundación FC Barcelona

En este contexto, han observado un incremento «muy fuerte» del número de niños con desnutrición, hasta «un 70% más que el año pasado», algo que desde UNICEF no solo tratan de paliar con sus programas de nutrición, sino sobre todo, de prevenir. «El problema de la desnutrición no es solo de falta de alimentos, sino también de falta de agua y de asistencia medica», ha señalado Carazo. Por ello, ha ahondado en que hacen falta más recursos para que cuenten con mecanismos más resistentes.

Por todo ello, las ONG subrayan la importancia de destinar más fondos para frenar este «extraordinario» aumento del hambre en el mundo. En este sentido, Save the Children ha lanzado la mayor campaña de recaudación de fondos de su historia. Bajo el lema ‘Rompe con el hambre’ (#RompeConElHambre en redes sociales), la organización pide la colaboración ciudadana tanto con sus donativos individuales como pidiendo a los gobiernos que tomen medidas «urgentes» para combatir «una realidad que no debería ser aceptable para nadie».

Por Mel

Deja una respuesta