Dom. May 15th, 2022
Compartenos

Una buena manera de mantener una buena salud para nosotros y para nuestra familia es:

Teniendo una dieta rica en alimentos que nos aporten las energías necesarias para el día a día de nuestras vidas, como ejemplo de ello están: los pescados, las uvas, las manzanas, los brócolis, los coliflores, zanahorias y papas, éstos contienen nutrientes que necesita nuestro cuerpo para mantener una buena salud.

Los nutrientes son carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Cuando los alimentos contienen carbohidratos tienden a darnos más energía, pues su contenido de almidón y azúcar nos revitalizan. Además las proteínas que contienen los alimentos nos sirven para crecer y curar ciertas enfermedades.

Necesitamos poca cantidad de vitaminas y minerales para contribuir a mantener una buena salud. Además, el cuerpo humano necesita fibra para que el sistema digestivo funcione bien y logremos realizar las necesidades fisiológicas de manera natural.

¿Cuál será la dieta más apropiada para mantener una buena salud?

Este tipo de dietas se necesita de un orden alimentario rígido la cual debe estar compuesto de una combinación de nutrientes que ayuden al organismo a mantener la sanidad. Una buena dieta ha de estar compuesta por carbohidratos, proteínas y grasas en una cantidad regulada. Anunciado a esto, es saludable el consumo diario de frutas y verduras frescas.

Hay alimentos que se pueden comer en menor cantidad para no estropear nuestra salud, pues contienen grasa, y entre estos están: cremas, quesos, leches y aceites.

Por otra parte están los alimentos ricos en proteínas como: carnes, pescados, huevos y legumbres que son beneficiosos para nuestra alimentación.

Si desea realizar una dieta balanceada es bueno minimizar el consumo de alimentos como: papas fritas, hamburguesas, chocolates, pollo frito, estos contienen grasas que aumentan los niveles de colesterol y perjudican nuestro organismo.

Podemos incluir en la dieta, alimentos como: harinas, arroz, y pastas en cantidades pequeñas. Y consumir nuestros productos a un horario conveniente, para evitar que dichos alimentos se transformen en azúcares dañinas.

Deja una respuesta